Di Tella en los medios
La Arena - La Pampa
18/04/17

Iñigo Alberola es el nuevo gerente general del BLP

“Después de un tiempo en el que estuve en un par de emprendimientos e hice un Executive MBA en la Universidad Torcuato Di Tella, me sumé al proyecto del Banco Industrial. Y a partir de febrero 2017, tengo este lindo desafío como Gerente General del Banco de la Pampa”, expresó

Después que el ex ministro de Economía provincial Osvaldo Dadone dejara la gerencia general del Banco de La Pampa, la entidad crediticia mantuvo el cargo vacante. Recién a mediados de febrero de este año Iñigo Alberola pasó a ocupar el puesto, y tendrá la responsabilidad de desarrollar el plan estratégico de la institución que tiene un plazo de tres años.
El nuevo funcionario del BLP se mostró muy conforme con el estado en que lo encontró, y totalmente optimista de cara al futuro.
– Se ha escuchado que en BLP había mucha gerentocracia. Que era un banco manejado por los gerentes y no tanto por el Directorio.
– No puedo prejuzgar ni decir como era antes. Sí puedo decir claramente que en cualquier organización sin una persona que tome una cierta cantidad de decisiones y ejecutar las que indica el directorio, estas acciones serían más difíciles de ejecutar… ¿Se puede traducir en una cierta lentitud? Puede ser, pero no es propio del banco de La Pampa per se. Conceptualmente una organización debe tener alguien que impulse, que no sea necesariamente un “jefazo”, pero sí alguien que tenga el rol de liderar, de empujar. Vine aquí a eso, y aquí hay un plan estratégico que tiene algunos cambios al que el Banco de La Pampa se tiene que adaptar. Lo que estamos sugiriendo es que esté mucho más cerca de la gente.
-Siempre se habló que debe ser un banco de fomento.
-Es una decisión que no me compete, pero entiendo que a un banco totalmente de fomento le sería muy difícil ser sustentable, porque tendría que estar asistido permanentemente por la provincia. No creo que sea el objetivo del BLP, por lo menos no es lo que yo veo.
-¿Pero no debe impulsar la economía provincial?
-Fomentar o ayudar es una cosa, pero ser un banco de fomento, que tiene una definición propia, es otra cosa. El Banco de La Pampa tiene muchos productos que impulsamos nosotros mismos, o en conjunto con la provincia, con tasas muy bonificadas justamente para el desarrollo de los sectores productivos de la Provincia: para retención de terneras, para ayudas productivas, para los convenios de los compre pampeano… Obviamente el banco debe tener un rol importante y de ayuda al desarrollo económico de la provincia.
-Es decir que el principal objetivo es la sustentabilidad.
-Es que decir un banco de fomento es otra cosa, porque hay que hacer que sea sustentable. Si no lo es, alguien lo va a tener que bancar, y ese alguien sería la Provincia, y la Provincia son los impuestos que pagan sus ciudadanos. Si quisiéramos dar muchos préstamos muy baratos ahora y en dos años el banco deja de ser sustentable, flaco favor le estaríamos haciendo al Banco y a la Provincia. Por eso hay que elegir muy bien en conjunto con la Provincia, ver cuáles son los ejes de desarrollo… pero como banco lo que queremos es estar muy cerca de la gente y acompañar a las pymes, a las medianas empresas y a los individuos.
-Hay un plan estratégico recientemente aprobado.
-Se aprobó a finales de 2016, lo estamos empezando a ejecutar y uno de sus puntos era contratar a un Gerente General. Tiene un plazo de tres años, y mi rol es ayudar a bajarlo a tierra y elegir cuáles serán las acciones específicas para llevarlo a cabo.
-¿Y cuáles serían sus primeras acciones?
-La primera es sentarme con los equipos, y conocernos porque hace recién seis semanas que estoy. Si no trabajamos con un equipo es imposible llevar adelante un plan estratégico que, como dije, dura tres años: hay que pensar dónde queremos ir, y entender y definir como vamos a ir hasta allí.
-¿En un ranking como estaría ubicado el BLP?
-Es un banco entre mediano y chico, que debe estar entre 15 y 20 en el ranking del país, y es entre un 0,67% a un 0,70% del mercado financiero. Si se compara con el Nación es veinte veces menor, pero para la talla de la provincia de La Pampa está perfectamente capacitado para cumplir su rol.
-¿En qué condiciones lo encontró?
-Con un banco muy sólido y sano. Quiere decir que tiene una cartera de muy buena calidad. Tiene muy poquita mora y está haciendo resultados, que es fundamental para un banco, tiene un nivel de capital que le permite vivir. ¿Qué quiere decir? Para los bancos es importante tener patrimonio propio suficiente, (ahora con la capitalización de los resultados no asignados está más adaptado), porque para poder prestar hay una serie de regulaciones técnicas que cumplir en relación al capital.
Tiene una buena generación de resultados, es auto sustentable, no necesita pedirle plata a nadie y va aumentando su capital de a poco, solo. Eso quiere decir que es sólido.
-¿Qué números va a mostrar el banco en su Asamblea del 21 de abril?
-Muy buenos números, con crecimiento respecto al año pasado. No igual al de la inflación, un poco más abajo justamente porque también hubo muchas acciones en las que el banco contribuyó a prestar un poquito más abajo que lo que puede hacerlo un privado.
-Eso es fomento…
-Claro, pero no se puede hacer con todo, porque si no lo quebramos. Tenemos que trabajar con los que impulsan las políticas que determina el gobierno electo para ver dónde podemos ayudar; y entonces actuar como el brazo financiero de la provincia.
-Hay expectativas con los créditos hipotecarios anunciados por el gobernador.
-Vamos a estar arrancando de a poquito con los hipotecarios, y en algunas semanas van a empezar a estar a disposición, aunque es un proceso lento, porque es un producto a largo plazo. La idea es salir en algunas semanas.
-Con qué plantel gerencial y de empleados se encontró.
-Toda gente que le tiene muchísimo cariño y aprecio al banco. En cuanto al nivel del personal, el solo hecho que esté funcionando bien el banco, que tenga buenos resultados, da la pauta que el nivel de gerentes es muy profesional.
Que llegue yo entiendo que es para lograr más eficiencia: trabajar mejor, darle más y mejores servicios al cliente, que se sienta mejor tratado, que esté cada vez menos tiempo en las sucursales. Que la entidad mejore, que se traduciría en general en vender más, controlar gastos y obtener más capital.
Soy optimista por naturaleza y muy optimista con el futuro del banco de La Pampa.

Diez años después de Dadone

Después de que Osvaldo Dadone renunciara a la gerencia general del Banco de La Pampa, la entidad crediticia no volvió a ocupar el cargo y fue el Directorio el que debió tomar un rol operativo. El 13 de febrero de este año, asumió el cargo Iñigo Alberola.
El año anterior el Directorio resolvió que debía designarse a un gerente general y volvieron a pensar en el contador Dadone a quien le trasladaron la propuesta. El ex gerente, y ex ministro de Economía de la provincia, agradeció el ofrecimiento pero priorizó su actividad particular, centrada en su estudio y su vinculación con algunas importantes empresas privadas.
Ahora ya está en funciones, y acomodándose en su cargo, Iñigo Alberola. El nuevo gerente general es nacido en España, hijo de padre español y madre francesa, vivió en Lorca (Provincia de Murcia) hasta los 15 años, y luego en París hasta los 25, donde se recibió de ingeniero en la Ecole Centrale París.

En el 2000 empezó a trabajar en BNP Paribas Buenos Aires, como analista y a partir de 2001 se desempeñó como Gerente de Control de Gestión y Planeamiento Financiero. En el 2003 emprendió el regreso a París, y siguió trabajando en BNP Paribas, desempeñando varios cargos en el área comercial y luego de estrategia.
En 2010 volvió a la Argentina para ser COO de BNP Paribas en la Argentina (Director Administrativo, Operaciones y Finanzas).
Alberola decidió en 2013 quedarse en Argentina en vez de volver a París, y por eso se fue del BNP Paribas. “Después de un tiempo en el que estuve en un par de emprendimientos e hice un Executive MBA en la Universidad Torcuato Di Tella, me sumé al proyecto del Banco Industrial, donde estuve de mayo 2015 a enero 2017, como Head de Procesos de Negocios. Y a partir de febrero 2017, tengo este lindo desafío como Gerente General del Banco de la Pampa”, le dijo a este diario.

Confianza y proyectos

El nuevo gerente general del BLP manifestó “confianza” hacia el futuro. “Creo que el país tiene las condiciones, aunque no es fácil porque tenemos este problema de la inflación. Pero me apoyo en lo que dicen analistas económicos, y creo que el país va a crecer, que la inflación se va a estabilizar… será la que dice Sturzenegger, más o menos, pero para mí es clarísimo que va a bajar”.
Iñigo Alberola expresó que para él “va a ser un año para retomar crecimiento, a sentar buenas bases… veo y escucho que hay proyectos de infraestructura, de obras públicas, y sería bastante lógico que pudiéramos participar, ayudar en la financiación”, comentó.