Fachada del proyecto ganador del concurso para el nuevo edificio de la Universidad, junio 2016. Primer premio: Josep Ferrando Architecture. 

Campus Alcorta: nuevo edificio

En 2016 se realizó un concurso de arquitectura para el nuevo edificio de la Universidad. El primer premio, otorgado al proyecto de Josep Ferrando Architecture, se encuentra actualmente en construcción. El jurado del concurso estuvo compuesto por Bernardo Kosacoff, Ciro Najle, Ernesto Schargrodsky, Alberto Varas y Roberto Vivo.

Crítica del jurado (extracto): El primer premio se distingue por su rigor organizativo, simplicidad estructural y organización abierta. El orden formal y espacial del proyecto se apoya en un sistema de ritmos que controlan la estructura portante y dimensional del conjunto, y es tan riguroso en sus relaciones como flexible en sus efectos. La doble condición de precisión y versatilidad presente en el control de las relaciones internas del edificio se extiende más allá de sus límites, conjugándose con los ritmos estructurales del Edificio Alcorta existente y expandiéndose transversalmente respecto de las estructuras circundantes del patio central de la Universidad. El proyecto construye un diálogo ajustado con el predio, apoyado por continuidades en las proporciones, las medidas, y las posiciones de los ejes y los filos de los diversos elementos, constituyendo, a través de la diversidad tipológica del conjunto, una matriz (se podría pensar como un campus-matriz) que trasciende la simple idea de composición entre volúmenes y subsume toda variación menor en un orden superior que la contiene, sin reducir diferencias y matices. En este contexto el proyecto presenta, de un modo fresco y renovado, su raíz industrial, mediante un tono grácil e imparcial y una implacable condición de generalidad. Mediante la matriz-campus los edificios del predio se reúnen en un único continuo, y el nuevo edificio se completa con ellos en un nivel profundo, ratificando el carácter original del conjunto y los orígenes industriales de la Universidad. Se trata de un orden pragmático, liso, integrador y reservado. En continuidad con su rigor, el proyecto propone una solución flexible para servicios e instalaciones, una solución integrada de los cerramientos interiores y exteriores, y una cuidada relación de dichos sistemas con las estructuras. El edificio resultante se manifiesta consistente y capaz de recibir ajustes futuros, necesarios en el proceso de construcción y crecimiento de la Universidad.